Familiares de desaparecidos hondureños requieren mayor atención: CICR

honduras-dEl CICR celebró una reunión de acompañamiento con familiares de personas migrantes desaparecidas. El CICR pone énfasis en la importancia de responder a las necesidades de ayuda humanitaria de los familiares de estas personas y sostiene que la prioridad es ayudarles a conocer el paradero y la suerte que han corrido sus seres queridos.

“La incertidumbre sobre qué puede haberle sucedido a un allegado es una dura realidad para innumerables familias en Honduras y en otros países de nuestra región. La responsabilidad de prevenir las desapariciones y de averiguar lo ocurrido a las personas desaparecidas incumbe principalmente a las autoridades públicas, tanto a nivel nacional como en toda la región, donde es indispensable una acción coordinada”, declaró Susana López, delegada del CICR en Honduras.

Se trata del primer encuentro de familiares de personas migrantes desaparecidas que se celebra en 2015 en el marco del proyecto de acompañamiento que comenzó a mediados del año pasado. La finalidad de esta iniciativa es vincular a los familiares con las instituciones responsables de satisfacer sus necesidades, así como brindarles información y herramientas que les faciliten el acceso a las acciones de búsqueda que se realizan a nivel local y regional. De forma más amplia, el CICR aspira a contribuir a que se fortalezcan las habilidades de los familiares para sobrellevar las distintas dificultades relacionadas con la desaparición de su ser querido.

Además, en este marco se analiza cómo incidir en las autoridades para que fortalezcan sus sistemas de búsqueda y establezcan rutas de atención claras y procedimientos sistemáticos que permitan ofrecer una respuesta integral a las necesidades de estas personas, tanto en materia de búsqueda como en otras derivadas de la desaparición (necesidades en materia de salud y de reconocimiento, además de necesidades psicosociales, , económicas, administrativas y legales, entre otras).

El CICR, organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia. Con presencia permanente en Honduras desde 2013, el CICR lleva adelante sus actividades en colaboración con varias entidades estatales y con la Cruz Roja Hondureña.